Escuela de Aviación Militar "Cap. PA Guillermo Reynaldo Cortez" (EAM).

Esta comienza a funcionar desde 1923, al fundarse la Flotilla Aérea Salvadoreña el 20 de marzo del mismo año, habiendo conducido el primer curso militar de aviación con el nombre de Escuela Militar de Aviación, cuyo director fue el Capitán Mayor Humberto Aberle, del cual se graduaron como pilotos los señores Juan Ramón Munés y Ricardo Aberle, quienes fueron asimilados al grado de subteniente del Ejército. Con el transcurso del tiempo y debido al desarrollo acelerado de la aviación la Escuela Militar de Aviación graduó como pilotos aviadores a una gran cantidad de oficiales y cadetes procedentes de la Escuela Militar "Capitán General Gerardo Barrios", así como a civiles que después de haber finalizado satisfactoriamente su curso de vuelo fueron asimilados a subtenientes.

En 1983, para llenar la creciente demanda de oficiales de aviación, se creó por medio del Decreto Ejecutivo No. 95, la Escuela de Aviación Militar "Cap. PA Guillermo Reynaldo Cortez" (EAM), en memoria al Capitán Guillermo Reynaldo Cortez, héroe de la "Guerra de las 100 horas" librada contra Honduras en julio de 1969. Aunque el decreto de creación fue emitido en 1983, no fue sino hasta el 2 de marzo de 1985, que recibe los primeros cadetes, quienes permanecen en ella hasta graduarse como subtenientes después de cuatro años de formación. La Escuela de Aviación Militar "Cap. PA Guillermo Reynaldo Cortez" tiene como fin promover mediante programas de formación integral Oficiales de Aviación con la idoneidad y aptitudes necesarias para poder satisfacer los requerimientos de la FUERZA AEREA SALVADOREÑA.

POBLACIÓN BENEFICIADA

Es así como la Fuerza Aérea Salvadoreña a través del Centro de Educación e Instrucción Militar Aeronáutico (CIMA), ha contribuido al desarrollo humano del país, a través de la capacitación del recurso humano, sobre todo al considerar que estos jóvenes en su mayoría solo pagan una cuota simbólica de la inversión que cada año se hace y la otra parte considerable es absorbida por la institución en el esfuerzo de contribuir al desarrollo nacional del país a través de la formación de jóvenes productivos al país.

Habiendo graduado a la fecha 900 alumnos de los cuales aproximadamente un 50% continua estudios en la especialidad de técnicos en mecánica aeronáutica, ya sea con la FAS o con empresas en la rama de mantenimiento aeronáutico como es la empresa AEROMAN, mientras que un 24% continúan con la formación militar en la Escuela Militar y el resto con estudios superiores en otras carreras y/o trabajos particulares.