De la formación que reciban los futuros oficiales, desde el primer día en que ingresan como cadetes, se determinará el futuro de la Fuerza Armada.

Alta responsabilidad del instructor para motivar, acrecentar, perfeccionar y fortalecer en los futuros líderes, una conciencia clara y exacta de lo que implica el amor por la responsabilidad y la iniciativa, como cualidades relevantes de quien aspira mandar; teniendo la constancia para estar en sintonía con Dios, incrementar su conocimiento y mantener una buena condición física.

El génesis de la LAM (Licenciatura en Administración Militar) está basada en la formación castrense caracterizada por el alto cumplimiento a los valores y virtudes que debe poseer todo ser humano tratando de no perder de vista la misión constitucional asignada a esta noble institución.

Los cadetes además de cumplir con las exigencias académicas contenidas en el plan de estudio que rige la carrera, cumplen con una serie de actividades entre las cuales se pueden mencionar:

  • Curso de Paracaidismo Militar
  • Curso de Mortero 81 mm.
  • Gimnasias Militares y adiestramiento físico matutino
  • Pruebas de Confianza
  • Especialización en Armas y Tiro
  • Defensa personal
  • Otros